A Trancas y Barrancas

…Nacimos en la Zona Franca.

MÁS DE GUITARRAS…

Posted by erdani en 7 abril, 2008

Últimamente, y después de acalorados debates con aficionados a la guitarra, seguimos sin llegar a una conclusión. A ver si soy capaz de explicarme…

Igual que en cualquier otro tipo de reunión de aficionados, compartan la afición que compartan, una de las curiosidades que el personal quiere saciar inmediatamente, es la de saber que clase de material utilizan sus compañeros para disfrutar de esa afición en común.

Por ejemplo: supongo que en una concentración de moteros, lo primero que se preguntan unos a otros es “¿Tú que moto tienes?”, eso es lo normal, creo.

Pués con la guitarra pasa lo mismo. Cuando coinciden dos guitarristas, (hablo de aficionados, a nivel profesional no hace falta la pregunta, por que es habitual que todos usen la misma), la pregunta es “¿que guitarra tienes?”. Normal.

Las respuestas son dispares, puesto que al hablar de gente que disfruta de una afición, cualquier herramienta puede servir a tal efecto. Más caras, más baratas, nuevas, viejas, de ciprés o no, de cedro o no… Cualquiera de ellas sirve, aunque no todas son iguales, por supuesto.

Aun así, en todas estas conversaciones a las que hacíamos referencia al principio, se acaba hablando de las marcas (luthiers) que sólo están al alcance de los bolsillos más pudientes, o de las manos más virtuosas (a estos últimos, seguro que no les salen tan caras). Las grandes marcas siguen siendo Conde, Raimundo, Ramírez, Prudencio

Hablamos de guitarras fabricadas de manera totalmente artesanal (dejamos a parte las marcas que fabrican en serie), hechas de maderas que en muchas ocasiones vienen de muy lejos, maderas sensibles a los cambios climáticos, al trato durante su transporte… Y hechas por personas (el factor humano).

¿Comprar una guitarra de cualquiera de las grandes marcas es garantía de éxito? Quizás no… Y eso me va como anillo al dedo para hacer una recomendación.

Rafael Romero, guitarrista en sus orígenes, que acompañaba al cante y al baile, cambió los escenarios por un taller en el cuál, es capaz de traer al mundo unas guitarras de primera división.

En su taller (situado en la Isla de San Fernando, Cádiz), repleto de maderas, herramientas cargadas de truco, olor a barniz, este artista multidisciplinar (quisiera que lo escucharais tocar por bulerías), pone su trabajo, minucioso y lleno de caprichos, al nivel de los mejores sin ningún género de dudas.

Tuve la suerte de conocerlo casi por casualidad… Y si tenéis curiosidad, o buscáis una guitarra de categoría podéis ver los resultados de su trabajo en su página Web (www.guitarrasromero.com ), o haciéndole una visita a su taller, o incluso escuchando a Moraíto Chico, que también utiliza las guitarras de Romero.

En definitiva, que podéis encontrar muchas opiniones sobre el tema… Lo interesante de todo esto es que cada uno de nosotros tenga la posibilidad de hacerse la suya propia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: